jueves, 23 de julio de 2015

Leyenda del chingolo

Chingolo (zonotrichia capensis)

El chingolo es un pajarito de 15cm que habita muy diversos ambientes incluyendo las zonas urbanas. Pone 3 o 4 huevos de color verdoso en nidis que arma con pajitas.

Su leyenda:
Cuenta la leyenda que el chingolo fue una vez un hombre grandote y forzudo. En el pueblo nadie lo quería; todos le tenían miedo. Los domingos paseaba por la plaza sacando pecho y provocando a la gente, porque era muy pendenciero. Le gustaba armar pleitos y pelear. Cuando Chingolo llegaba a un baile, hasta los músicos temblaban.
Una vez se detuvo frente a una iglesia que los vecinos habían construido con mucho sacrificio y cariño. -No me gusta -dijo- tiene el campanario muy puntiagudo. Y de puro caprichoso, lo volteó a puñetazos.
Inmediatamente apareció la policía. Lo engrillaron y lo encerraron en un calabozo. Ahí se acabó la fuerza y la soberbia. Y, poco a poco, se fue achicando. Una mañana, al despertar, se dio cuenta que no era un hombre sino un pájaro con plumas y alas. Voló y escapó por entre las rejas del calabozo pero todavía conserva los grilletes y el gorro de prisionero.
Espero que les haya gustado y no se olviden de pasar por mi página de Facebook "aves de cordoba"


No hay comentarios.:

Publicar un comentario